Dentro de la llamada Economía Digital el e commerce, comercio electrónico o comercio en línea, ha tenido un crecimiento impresionante durante los últimos años y se prevé continúe haciéndolo durante los próximos años con tasas de dos dígitos. Con base en datos proporcionados por la empresa norteamericana Baynote, firma especializada en estudios de comercio electrónico, en el ámbito del B2C (Businnes-Consumer) el crecimiento en las ventas a través del e commerce a nivel mundial fue en 2014 del 20.1%, y en el 2015 alcanzó un 17.6%, en 2016 será del 15.9% y en 2017 del 14.8%. Entre los países con mayor crecimiento sobresale China, con un crecimiento en ventas del 57%, seguida de India, Brasil, Francia, USA, Alemania y Reino Unido con porcentajes del 29.5, 13, 12.8, 12, 9.7 y 8.8% respectivamente. En términos de dinero se tiene que en el 2014 el monto de las transacciones B2C (empresas-compradores) alcanzó 1.4 billones de dólares. Nuevamente China se coloca a la cabeza mediante el sitio de ventas Alibaba, el cual administra más transacciones que los gigantes americanos en ventas por internet Amazon e eBay juntos, alcanzando los 170 mil millones de dólares. En el caso de India se prevé un crecimiento del comercio electrónico que va de los 13 mil millones de dólares en 2013 hasta un monto que oscilará entre los 50 y los 70 mil millones de dólares en el 2020.

Por otro lado, según datos proporcionados por la AMIPCI (Asociación Mexicana de Internet), en 2013 en América Latina el e commerce representó alrededor de 70,000 millones de dólares, de los cuales Brasil concentró el 60% (42,000 millones de dólares) y México ocupó el segundo lugar con el 15% de las ventas totales, es decir alrededor de 10,500 millones de dólares (121,000 millones de pesos del 2013). Esta cifra representa apenas 0.5% del PIB nacional. En 2014, con base en resultados proporcionados por la propia AMIPCI, las ventas online crecieron en el país un 34% alcanzando los 162,100 millones de pesos. Se trata de un mercado joven, relacionado directamente con la pirámide poblacional de nuestro país, que evoluciona con gran rapidez conforme los millenials, nativos de las Tecnologías de Información, se incorporan al mercado laboral y cuentan con poder adquisitivo para hacer compras. Para 2015 aún no se tienen las cifras definitivas pero se prevé rondará los 200,000 millones de pesos.

Sin embargo el mercado de ventas online en nuestro país lo tienen acaparado las grandes corporaciones: Cinépolis, Decompras, Mercado libre, Privalia, Netshoes, Linio, Waltmart, Liverpool, Palacio de Hierro, Famsa, así como cientos de medianas empresas. Para las cadenas de autoservicio las ventas por internet representan ya entre el 1 y el 2% de sus ventas totales. En los próximos años se prevé que la competencia se intensificará con la entrada al mercado nacional de Amazon y la llegada desde Asia de sitios como Alibaba, quienes son capaces de surtir pedidos en forma expedita, con entrega incluso a domicilio vía correo normal.

Esta situación deja en serias desventajas a las PyMES, quienes tienen que enfrentar día con día una competencia más dura con las grande empresas y corporaciones que cuentan con amplios presupuestos para llevar a cabo las inversiones necesarias para contar con un sitio web sólido, campañas publicitarias millonarias y todos los medios requeridos para posicionarse en el mercado del e commerce. Este panorama pone en riesgo la viabilidad y permanencia de miles de PyMES, ya que no cuentan con los recursos económicos necesarios y suficientes para incursionar con éxito en este nuevo modelo de negocios, que está marcando la pauta del comercio a nivel mundial.

Con el propósito de hacer frente a esta situación se hace urgente capacitar a las PyMES en este nuevo modelo de negocios y asesorarlas para que sean capaces de abrir su propio e commerce o tienda en línea. Por esta razón países como España dedican, desde hace por lo menos 5 años, grandes recursos para esta tarea. La alcaldía de Madrid ha destinado hasta 15,000 euros por PyME para integrarlas al comercio electrónico. Las PyMES, como sabemos, son un sector estratégico en la economía de prácticamente todos los países del orbe; en México, con base en datos proporcionados por el INEGI, existen aproximadamente 5 millones de unidades productivas, de las cuales el 99.8% son PyMES y solamente el 0.2% son grandes empresas, generando asimismo el 72% de los empleos formales del país (existen actualmente casi 30 millones de empleos). Por ello resulta doblemente estratégico su fortalecimiento y expansión, pues su presencia tiene un alto impacto en la actividad económica del país, siendo asimismo las mayores generadoras de empleo. En México, derivado de la Estrategia Digital Nacional, dada a conocer a finales del año 2013, se implementó en el estado de Aguascalientes – a partir del año 2014-, un programa de Marketing Digital e E commerce, cuyo objetivo es capacitar a las PyMES en el manejo de las redes sociales y diversas herramientas digitales para que sean capaces de publicitar y vender sus productos y servicios a través de internet. Hasta la fecha se han capacitado 150 empresas, contándose con varios casos de éxito.

Es un hecho que los países y empresas que logren colocarse a la cabeza de este nuevo modelo de negocios, seguramente serán los líderes mundiales de la economía durante las próximas décadas. Urge dotar a las PyMES de herramientas, no solamente para que se mantengan en el mercado, sino para que puedan “dar el salto” y transformarse en grandes empresa, fortaleciendo con ello, sin duda alguna, el crecimiento económico del país. Los medios y estrategias digitales son una de ellas.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly